Inicio / REGIONAL / Administrador del IMSS, casiquea a sus empleados
Foto: Archivo.

Administrador del IMSS, casiquea a sus empleados

IZÚCAR DE MATAMOROS.- Pue.- Dos profesores que daban clases en el administrador del Centro de Seguridad Social (CSS) dependiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se quejaron del administrador, Jorge Hernández Serrano debido al incumplimiento en pago de salario en uno de ellos dos.

De acuerdo a documentos obtenidos, los cuales fueron en su momento presentados por los afectados a la Jefaturas de Prestaciones Económicas de la delegación Puebla del IMSS, se desprende que el funcionario mencionado, no cubrió completa y oportunamente el pago de sueldo en el segundo de los casos.

José Vargas Hernández, profesor de Tae Kwon Do, expuso a Armando Valerdi Rojas, titular del área mencionada solicitó su apoyo para que se le cubran los adeudos que tiene el CSS que representa, Hernández Serrano, por concepto de meses laborados y hay incumplimiento en este sentido.

Son seis meses de salarios no cubiertos pero del total solo uno le fue pagado “de su bolsa” de Hernández Serrano, pero los restantes cinco –ofreció, se los pagaría con insumos usados en el CSS como material, chapas, lámparas, productos de limpieza como cloro, quitasarro o aromatizantes.

Si bien la licenciada Azucena Vázquez Díaz, jefa inmediata de Hernández Serrano, tiene conocimiento del asunto, no ha intervenido, tal parece que lo solapa, lo protege y se desatiende del asunto, añade en su documento enviado a la Jefatura de Prestaciones Económicas de la delegación Puebla del IMSS.

El afectado agregó que el funcionario del CSS le pidió llevara su camioneta para que llevara lo mencionado lo cual rechazó por considerar que sería como si se cometiera un robo al instituto pero desde hace varios meses, no ha tenido comunicación al respecto con el administrador del CSS.

Pero en el caso de la profesora Carmen Cervantes Ramírez, fue despedida por que señaló errores que cometió con ello, por ejemplo, que laboró turno matutino y vespertino, pero solo le pagó uno, además, había retardos hasta por seis meses, situación que se presentó durante el lapso del año 2010 al 2014 en que laboró.

Seis meses quedaron pendientes de sueldo, pero cuando le recordaba ello, Hernández Serrano le propuso que cobrara a los alumnos una cuota de veinte pesos por clases, de los cuales, diez pesos serían para ella y diez pesos para él, que sería recaudado para gastos imprevistos.

El aula donde se impartía la clase, siempre estaba sucia, “era yo quien la limpiaba y cuando le pedía material de limpieza al área de intendencia, no había, entonces yo ponía mis propios materiales pero incluso el señor Hernández Serrano llegó a supervisar las actividades de enseñanza en estado inconveniente”.

Una acusación más, fue que falsificó su firma en la nómina, pero había una persona que cobraba a mi nombre, “espero que esta queja sea tomada en cuenta por el IMSS para que sea benéfico para el CSS porque esta persona denigra a la institución”, expuso en su escrito.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *