Inicio / REGIONAL / Hubo muy poca venta de flor de muerto

Hubo muy poca venta de flor de muerto

IZÚCAR DE MATAMOROS, Pue.- Mientras en la Plazuela del Productor, se calcula que los ingresos económicos y ganancias obtenidos por la venta de flor de cempasúchil, fueron de aproximadamente 90 millones de pesos; para los vendedores al menudeo, hubo altibajos.

Cálculos de productores señalaron que ese sería un monto conservador considerando que no hay una formalización en cuanto a agrupación pero ese sería el monto aproximado de la venta con motivo de la festividad recién pasada de Todos Santos.

Para Sigfrido Vega González, el monto pudo haber sido mayor, pero  “hay compañeros no solo del estado de Puebla, también de Morelos, y Guerrero, que tuvieron pérdidas económicas debido a que si bien hubo mucha producción y colocación de flor, no toda se comercializó como todos lo hubiéramos deseado”.

Aunque no abundó en su explicación, mencionó que la siembra comienza más o menos en el mes de julio, para dejar pasar un periodo de ciento veinte días, para que a finales de cada mes de octubre esté lista para su cosecha y venta, pero la que se logró colocar qué bueno, la que no, se echa a perder o queda abandonada en el campo.

Con un olor característico y colores inigualables, que van del amarillo intenso hasta el anaranjado, la flor de cempasúchil se hace presente año con año en los altares que se colocan en las hogares para recordar a los difuntos, tradición mexicana que se celebra el día primero y dos de noviembre en México, según su costumbre religiosa.

Otra y una nueva situación a la que se enfrentan, es la llegada e ingreso de semilla procedente del país asiático de China, debido a que no hay la suficiente producción para cubrir la demanda interna, pero además, los chinos acaparan parte de la cosecha de flor para su uso interno en aspectos alimenticios.

La producción

La Secretaría de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentación (Sagarpa), estima que de acuerdo con el uso ritual que se le da al cempasúchil, se tiene la creencia de que sus pétalos iluminan el camino de las almas que visitan a sus familiares en este festejo; otros dicen que su olor es el que las guía hacia su hogar, en el que los espera un banquete en un altar dedicado a su memoria.

En México se registra una producción anual que supera las nueve mil toneladas con un valor de producción de más de 89 millones de pesos y Puebla es el principal productor de esta flor.

La entidad poblana produjo 10 mil 836 toneladas de flor equivalente a un 80.4 por ciento del total, seguido de Guerrero con el 6.5 por ciento con 869.6 toneladas, Hidalgo con 704.4 toneladas y 5.4 por ciento, San Luis Potosí con 422.7 toneladas y 3.2por ciento, Oaxaca con 317.9 toneladas y 2.5 por ciento; finalmente Morelos con 253.4 toneladas y 2 por ciento, según cifras oficiales de Sagarpa en el año 2016.

El cempasúchil, cuyo nombre deriva de la palabra del náhuatl cempohualxóchitl, que significa “veinte flores”, es endémica de América y comprende 58 especies, de las cuales 35 se localizan en México, donde se produce en 20 municipios de Puebla, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Morelos y San Luis Potosí.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *