Inicio / REGIONAL / Una mala negociación del TLC, afectaría a cañeros

Una mala negociación del TLC, afectaría a cañeros

Ingresaría sin control la alta fructuosa y se reduciría la exportación del azúcar mexicana.

IZÚCAR DE MATAMOROS, Pue.- De no ser favorable la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) de México con Estados Unidos, dos problemas enfrentarían los productores dedicados al cultivo de caña de azúcar, incluidas las dos zonas poblanas; el ingreso de alta fructosa a costos menores y reducción de exportación de azúcar mexicana.

El secretario de Gestión de Crédito de la Unión Nacional de Cañeros de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (UNCNPR), José Alberto García Flores, planteó el anterior escenario, pero confió que habrá un consenso favorable para ambas partes tanto para la norteamericana como para la mexicana.

La industria cañera mexicana, es una de las cadenas productivas que juegan y tiene un papel importante en la economía nacional pero también en cada una de las regiones en los quince estados donde se siembra y cosecha caña, que es procesada en los 50 ingenios azucareros, expuso.

En la zafra 2015-2016, se obtuvieron 6 millones 300 mil toneladas de azúcar, que son generados por una base de 450 mil productores cañeros que para lograr el proceso antes mencionado, se requiere de la mano de 2.5 millones de personas que son ocupadas de manera indirecta durante el periodo de cosecha.

Los problemas

García Flores indicó que en el mes de septiembre de 2017, comenzarán las primeras pláticas de las representaciones mexicanas con sus similares norteamericanas en cuanto a la revisión y  renegociación del TLCAN, donde el tema de la alta fructosa y la exportación de azúcar hacia Estados Unidos, son dos temas que estarán en la agenda.

Hasta la zafra de cosecha 2016-2017, de 6 millones 300 mil toneladas de azúcar producidas en cincuenta ingenios mexicanos, todavía se logró colocar en Estados Unidos una cantidad de un millón cien mil toneladas de azúcar, el resto es colocado en el mercado interno mexicano.

La mejor etapa para el campo cañero mexicano fue la zafra 2015-2016, cuando se colocaron en Estados Unidos, una cuota de un millón 500 mil toneladas de azúcar que fueron aceptadas, pero la situación cambió, un año después, con una disminución de 400 mil toneladas.

Ahora el gobierno norteamericano que representa Donald Trump, propone solo adquirir a México, en la renegociación del TLCAN, unas 750 mil toneladas de azúcar pero que no sean procesadas en fábricas mexicanas, que le sean vendidas en crudo para que le den el último proceso en sus instalaciones estadounidenses.

Con un semblante de preocupación, añadió que el segundo problema es el ingreso de jarabe de maíz que es usado por empresarios dedicados a la elaboración de refrescos quienes lo adquieren a precios más bajos en Estados Unidos y no ocupan azúcar mexicana.

Mientras en Estados Unidos el costo de la tonelada de la también conocida como alta fructosa es de 640 a 680 dólares, para los fabricantes mexicanos el precio de venta va de los 340 a 380 dólares, “obviamente esto y lo anterior, le pega duro a los ingresos de los cañeros dedicados a esta actividad”.

En el caso de la caña cruda que sería vendida a Estados Unidos, la afectación para el cañero mexicano es que verían reducidos sus ingresos económicos porque la mayor parte de la utilidad económica se quedaría en los empresarios del vecino país del norte, pero la condición es que se les mande de manera calendarizada y por cantidades.

Mientras que Estados Unidos todavía condiciona que el envío de caña de azúcar sea enviada vía terrestre durante un periodo de doce meses, pero el problema para los productores se agravaría aún más con el ingreso a México de jarabe de maíz conocido como alta fructosa.

Los fabricantes de refrescos en México, quienes adquieren cantidades no precisadas de alta fructosa a Estados Unidos, obtienen grandes o elevadas ganancias y utilidades porque no emplean azúcar en sus productos y con el edulcorante, que es más barato, venden su producto a precio normal con ganancias favorables.

La derrama económica

García Flores explicó que en promedio la derrama económica que genera la zafra cañera durante el periodo que dura en promedio seis meses, es de mil 800 millones de pesos tanto para los municipios poblanos como morelenses que producen caña, cuya materia prima es ingresada al ingenio de Atencingo.

Así como esta zona la de Atencingo, en cada región productora se genera actividad laboral pero también económica y comercial, cuyo proceso comienza desde la siembra hasta la industrialización de la materia prima en cada uno de los cincuenta ingenios de los cuales, dos están en la entidad poblana, el de Atencingo y el de Calipam.

En el ciclo recién concluido y para Atencingo, habrá un pago de 903 pesos por tonelada de caña ingresada pero la buena noticia es que debido al repunte en el precio del azúcar en el mercado doméstico, habrá un excedente de 70 a 75 pesos por tonelada que será pagado a más tardar en el mes de diciembre de 2017 a los cañeros.

Incluso, la Cámara de Diputados aprobó una presupuesto especial de 350 millones de pesos que fueron, en el periodo 2015-2016, destinados para cañeros que tienen poca superficie y bajo tonelaje, pero la cantidad se redujo un año después misma que confiamos aumentará en el ciclo próximo.

Para el periodo 2016-2017, el presupuesto fue de unos 280 millones de pesos serán para 180 mil productores en las 50 zonas productoras y abastecedoras de caña a los ingenios, el cual es liberado por la Federación conforme a los requerimientos de las agrupaciones cañeras.

Para doña Luz María González, mujer dedicada al cultivo de la caña desde hace dos décadas, la situación es crítica, nunca se habían visto problemas como los ya suscitados “nos dedicamos a esta siembra debido a que es seguro la compra de la cosecha por parte del ingenio”.

Expuso que el gobierno federal, “así como nos cobra impuestos, así que nos apoye, el azúcar es un producto que se necesita en la cocina, en los restaurantes, en las fábricas de dulces, en las panaderías o para preparar aguas, entonces requerimos más apoyo al campo cañero”.

Más problemas

Los cañeros enfrentamos problemas como son la falta de canales de riego, tenencia de la tierra y seguridad social por eso, es que la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR) suscribió un convenio con diferentes dependencias federales para fortalecimiento del campo cañero.

Las secretarías involucradas son las de Trabajo,  Economía,  Relaciones Exteriores,  Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, para que de manera conjunta en el año 2018, se gestionen más recursos ante la Cámara de Diputados para beneficio del campo cañero.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *