Inicio / POLICIA / Todo el peso de la ley para violador y asesino de la niña de Raboso

Todo el peso de la ley para violador y asesino de la niña de Raboso

La madre de la niña asesinada confesó que durante  un año y medio fue golpeada, ella y sus hijas, además de que vivió amenazada e incluso en dos ocasiones la intentó matar.

IZÚCAR DE MATAMOROS, Pue.- Tras exigir justicia, la joven madre de nombre Raymunda Agrícola Orea,  negó de manera tajante haber sido cómplice de su pareja sentimental, al tiempo de reconocer que pese a que vivió un año y medio con él, todo fue un infierno, “nos golpeaba  a mí y a mis dos hijas y nunca lo denuncié porque siempre estuve bajo amenaza de muerte”, declaró.

En una casa muy humilde, la madre de la menor hoy sin vida, con mucho trabajo accede a darnos una entrevista en exclusiva. Antes nos narra que conoció a su segunda pareja, hace año y medio, cuando ya tenía a sus dos hijas, una de 6 y otra de 3 años, el padrastro de sus hijas de casi 40 años y ella solo de 23 años.

De Izúcar de Matamoros se fueron a vivir a Jiutepec, Morelos porque ella vendía tacos de arroz y tortillas, él a veces ayudaba a su mamá la cual vende atole y tacos en el mercado izucarense.

Raymunda Agrícola Orea.

¿Qué fue lo que paso ese día?

-El domingo 2 de julio, mi pareja Francisco dijo que se venía de Jiutepec, Morelos para Izúcar de Matamoros y que se iba a traer a mi hija de 6 años, yo me negué por completo, le dije que no y entonces se desquitó y le pegó a mi hija de tres años, le dije déjala a ella y mejor pégame a mí, por lo que me golpeó como siempre en la espalda y al final me dio un duro golpe en el estómago de tal manera que no pude levantarme para impedir que se llevara a mi niña.

Cuando reaccioné ya se había ido con la niña, eran como las 10:30 de la mañana, yo me fui a vender mis tortillas y no supe nada, ya como a las 03:30 horas de la mañana me dijo que ya venía de regreso y que todo estaba bien, pero no llegó.

El lunes busqué a un hermano de una iglesia y denunciamos vía telefónica, me dijeron que tenía que ir a poner mi denuncia, sin embargo el martes llegaron policías ministeriales y me llevaron a Cuautla, Morelos donde me dijeron que habían encontrado a mi hija sin vida y que yo era culpable del suceso.

¿Qué hiciste?

– Le hablé a mi familia y el día miércoles vinieron, a ellos les entregaron la niña, al tiempo de informarnos que ya habían capturado a Francisco, presunto culpable de la muerte de mi hija, cuando el regresó a traer unas cosas al lugar donde vivíamos en Jiutepec, Morelos.

¿Cómo era él, cuál el trató en este tiempo que vivieron juntos?

-Primero muy bien, luego me comenzó a pegar y me exigía 2 mil pesos diarios de venta de tacos y tortillas.

¿Se dice que te prostituía?

Agacha la cabeza y lo niega. -No, no es cierto – lo desmiento rotundamente.

¿Te drogaba?

-No, él se drogaba con todo tipo de estupefacientes.

¿Si es que te pegaba a ti y a tus hijas, por qué nunca lo denunciaste?

-Porque me tenía amenazada e incluso dos veces intentó matarme, la primera me quiso ahorcar y me soltó hasta que pensó que ya estaba yo sin vida, pero solo me desmayé. La otra me llevó al cerro y me puso una escopeta en la cabeza, y me advirtió que si decía yo algo, me iba a matar a mí y a mis hijas y hasta a mis padres.

¿Qué es lo que pides?

-Justicia, exijo justicia y que la gente no invente historias, que no me juzgue; nunca fui cómplice de él, me duele que haya matado a mi hija y pido se pudra en la cárcel y pague por lo que hizo, pero confieso que tengo mucho miedo.

La historia

El día miércoles 5 de julio, después del medio día llegó el cuerpo de una menor de seis años de edad, a la junta auxiliar de San Juan Raboso, luego de que la pequeña apareció sin vida al interior de un vehículo con placas del estado de Puebla abandonado en el municipio morelense de Yautepec.

De acuerdo a los primeros datos preliminares la niña, que respondía al nombre de Anastasia Salvador Orea, arrojaron que la menor presuntamente fue abusada sexualmente por parte del padrastro Francisco “N” para luego asfixiarla y dejarla encerrada en el auto desde el domingo 2 de julio y donde fue encontrado el cuerpo el miércoles 5 de julio ya en estado de descomposición.

De acuerdo a información recabada, la Policía Estatal de esa entidad, acudió al municipio de Yautepec, donde recibió una llamada de auxilio, debido a que en el interior de un vehículo, marca Nissan March, color blanco y con placas de circulación UAK8086 del estado de Puebla, apareció la menor sin vida.

Los uniformados que llegaron al sitio mencionado, primero tocaron en varias ocasiones las ventanas que estaban totalmente cerradas, pero la niña con edad de seis años de edad, no respondió y los uniformados procedieron a romper uno de los vidrios.

La niña, con reporte y denuncia de desaparición con fecha del día domingo dos de julio de 2017, estaba en el asiento del copiloto, cuando fue diagnosticada por paramédicos, el cuadro es que murió a causa de asfixia y presentaba golpes severos en diferentes partes del cuerpo.

Francisco N., padrastro y presunto asesino de la niña.

Detienen al presunto homicida de la niña

En la colonia Otilio Montaño de Jiutepec, Morelos fue capturado Francisco N., padrastro y presunto asesino de una niña de 6 años de edad, quien abusó sexualmente de ella, luego la golpeó y la ahorcó con una reata, para después huir y dejarla abandonada en un auto compacto en el municipio de Yautepec.

La inocente niña de 6 años, ella y su hermanita, vivían en Izúcar de Matamoros, posteriormente se fueron a vivir a Yautepec Morelos con su madre biológica y su padrastro cuando ella se dejó del papá de las niñas.

Sin embargo el pasado martes fue encontrado el cuerpo de la menor de edad ya sin vida en un automóvil tipo March Nissan color blanco en el camino Yautepec – Cuernacava. Se presume que la niña fue asfixiada desde el día domingo, por lo cual el cuerpo ya presentaba un estado de descomposición.

El papá de la niña asesinada se llama Anastacio Salvador Ramírez dijo ser originario de Atlixco, Puebla y confirmó el hecho de que el padrastro violador y asesino Francisco N. es de un barrio del oriente de Izúcar.

Este hecho tiene indignado a los habitantes de todo México, principalmente de Puebla y del estado de Morelos.

Cabe mencionar que hay antecedentes de que este  sujeto, ya había estado en la cárcel por violación a menores de edad, ya que este degenerado le gustaba abusar de los niños, y pese a ello la autoridad lo dejó en libertad.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *