Inicio / OPINION / De Pe a Pa / Cuatro decadas de fraudes electorales

Cuatro decadas de fraudes electorales

En 1975, el jerarca nacional del PRI en turno se llamaba, Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, cuya fotografía y al más puro estilo hitleriano, fue quitada del Salón Presidentes de la sede nacional del tricolor, y el secretario de gobernación era el lucido escritor, Mario Moya Palencia.

En ese año, en el estado de Nayarit, se llevó a cabo la primera gran elección para gobernador y senadores, en la que el PPS, Partido Popular Socialista, se convertiría en un dolor de cabeza para el PRI de Muñoz Ledo.

El PRI, había postulado a Rogelio Flores Curiel como su candidato a la gubernatura, mientras que el PPS tenía como abanderado a Alejandro Gascón Mercado. La elección fue controvertida y muchas cosas sucias saldrían a la luz pública, a pesar de que por aquellos años el PRI y el gobierno de la república controlaban por completo a los medios de comunicación.

Moya Palencia y Muñoz Ledo, sentarían a Flores Curiel y a Gascón Mercado en el Palacio de Los Covián, y convencieron a Gascón Mercado para que reconociera un inexistente triunfo del PRI, a cambio de que otro militante del PPS, Jorge Cruickshank García, se convirtiese en el primer senador de la república de oposición príista.

42 años después, en Nayarit, vuelve a darse otra negociación celebrada en las catacumbas del poder en México, en la que el triunfo al gobierno de Nayarit se le otorgó al cacique, Antonio Echevarría García, hijo de papi del mismo nombre que ya bailó también como gobernador, y de la misma forma que lo hará su vástagoque llegará al poder mediante la prostituta alianza PAN-PRD.

La negociación de la suprema voluntad de los nayaritas, tiene como conexión principal el gobierno del Estado de México. Se creía, que el PAN con la impopular Josefina Vazquez Mota, obtendría el segundo lugar en el Edomex, y se supo, incluso, que la señora recibió mil millones de pesos para que hiciera el ridículo como comparsa de Alfredo del Mazo. Y en efecto, el PAN se fue al cuarto lugar en el Edomex. De ese enjuague le di cuenta, en éste espacio, hace 2 meses. Hoy, se confirma.

Todo fue armado para que una elección de estado, que incluye a los organismos electorales en favor del PRI, se proclamase victorioso Alfredo del Mazo. Ya recibió el calificativo de “El madrazo de Del Mazo”.

La elección mexiquense llegará a los tribunales. Una elección de Estado con un costó de más de 3 mil millones de pesos salidos de las arcas de la nación.

¡La celebración priísta parecía un velorio!

¿Ha visto usted las caras largas de las yeguas cuando han parido? Así parecía Del Mazo y su familia. Los príista brillaron por su ausencia en la agría celebración.

Son muchísimos factores que deben ser analizados en la elección del Estado de México, igual que la de Coahuila, donde el PRI estuvo a punto de ser arrasado y de no ser por la negociación de Nayarit, tendríamos ya el segundo conflicto poselectoral.

De Morena, el PRD y las rémoras aliada del PRI, le hablaré en capítulo aparte. La cuestión es que, desde hace 42 años en México, se negocia la voluntad ciudadana en lo oscurito y las cosas parecen no cambiar de rumbo.

¿Hasta cuándo los mexicanos permitiremos que nuestra suprema voluntad en las urnas, se negocié en las catacumbas del poder?

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *