Inicio / POLICIA / De seis tiros, asesinan a jefe de Jurisdicción Sanitaria

De seis tiros, asesinan a jefe de Jurisdicción Sanitaria

El funcionario era hijo del dirigente taxista y de los transportistas en la zona de Acatlán de Osorio, Ezequiel Alvarado Castillo.

ACATLÁN DE OSORIO, PUE.- Con impactos de arma de fuego, fue atacado el titular de la Jurisdicción Sanitaria 08 con sede en Acatlán de Osorio, Gerardo Alvarado Herrera de 31 años de edad, incidente que fue reportado por los vecinos a la Policía Municipal, antes del medio día

El occiso viajaba a bordo de su camioneta particular, marca Scape, color gris, con placas del estado de Veracruz YHP2111, cuando presuntamente, dos individuos a bordo de una motocicleta, lo alcanzaron frente a una vivienda, ubicada en el fraccionamiento Nueva Santa Rosita, en el barrio de San Miguel y lo atacaron.

Aunque se desconoce el móvil del ataque, pese al operativo de búsqueda implementado por los uniformados municipales, el resultado fue infructuoso, después elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), levantaron el cuerpo que fue llevado al Servicio Médico Forense (Semefo).

Al sitio del ataque, acudieron además peritos de la Fiscalía General del estado de Puebla. El funcionario era hijo del dirigente taxista y de los transportistas en la zona de Acatlán de Osorio, Ezequiel Alvarado Castillo

ANDABAN MAL LAS COSAS EN LA JURISDICCIÓN 08

En el mes de noviembre de 2013, el Ejército Mexicano efectuaba un operativo de revisión en la carretera internacional México – Oaxaca, en las inmediaciones del municipio de Acatlán de Osorio, cuando ordenaron los militares a vehículos oficiales, que se detuvieran para una revisión.

Tres vehículos que eran o son de la Jurisdicción Sanitaria 08 con sede en Acatlán de Osorio, en uno de ellos, iba quien se desempeñaba como jefe Administrativo y después titular de esta institución, Gerardo Alvarado Herrera que iba acompañado de algunos colaboradores.

Debido a su afición a la cacería, en una de las unidades llevaba armas de fuego de grueso calibre, según trascendió en aquella fecha, solo propias para el uso exclusivo del Ejército Mexicano, estos últimos que procedieron a la detención pero al parecer logró su libertad al pagar una fianza.

Este sería el comienzo de una serie de escándalos que se sumaron al despido de un empleado de la Jurisdicción Sanitaria 08, solo porque no llegó a tiempo con las navajas que serían colocadas a los gallos de pelea, pero también a la presunta desaparición de frascos con anestesia de uso veterinario, lo cual no fue investigado a fondo.

Comentarios en Facebook

Un comentario

  1. Wilfrido Muñiz Ruiz

    Mucho agradecería que aportaran fechas en sus notas, pues aparentemente sólo tienen fecha de publicación; leì sobre esta muerte en este mismo medio, el domingo pasado, y hoy, con mayores detalles la publican nuevamente, pero en ninguna de ellas se establece la fecha de los hechos, y pareciera que acaban de ocurrir el mismo dìa de la publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *