Inicio / MIGRANTES / A la espera del cuerpo de migrante ahogada en NY
Yuridia Merino.

A la espera del cuerpo de migrante ahogada en NY

Familiares de Yuridia Merino ya la esperan en Tepeacatzingo

IZÚCAR DE MATAMOROS, Pue.- Tepeacatzingo, es una comunidad rural, perteneciente al municipio de San Juan Epatlán, del cual hace 27 años, salió Yuridia Merino, con el afán de mejorar las condiciones de vida de su familia, sin embargo ahora regresará a su pueblo, pero en un ataúd transportado desde Estados Unidos, por una de sus hermanas.

Familiares en la comunidad ya mencionada, están a la espera del cadáver, el cual esperan desde el fin de semana, aunque en las próximas 24 o 48 horas, Yuridia podría arribar a su lugar de origen para poder darle la santa sepultura.

Había desapareció hace tres meses

El 21 de enero de 2017, fue reportada por sus familiares como desaparecida a la policía local en la ciudad norteamericana de Nueva York, a la que llegó junto con su madre, a la edad de cinco años y  pese a la intensa búsqueda, fue a finales de abril cuando fue localizada sin vida en las aguas del río Hudson.

Su tío, dijo que no saben nada

Don Juan Merino Guzmán, tío de Yuridia, accedió a hablar y expresó que desconocen las causas de su muerte, “solo sabemos que aparecieron algunas pertenencias de ella o junto a ella, pero nos enteramos por nuestros familiares radicados en Nueva York, que estaba muerta y que había aparecido en el río”.

Trascendió que una de las hermanas de Yuri, traerá el féretro desde Nueva York, hasta la comunidad de Tepeacatzingo.

Salió de 5 años y nunca regresó, hasta hoy pero ya muerta

Yuridia, desde que salió de su natal Tepeacatzingo, nunca regresó y dejó veintisiete años de su vida en Nueva York, donde procreó a dos menores de edad, de ocho y tres años, era madre soltera, ahora; los pequeños quedarán bajo el cuidado, tutela y vigilancia de la abuela materna.

La pobreza, orilla a emigrar

El tío de Yuridia, con el rostro cabizbajo, señaló que la falta de oportunidades de empleos en México, es un factor para que emigren hacia Estados Unidos justo como lo hizo su sobrina quien aseguró, partió con mucho entusiasmo e ilusiones de salir adelante.

La depresión, podría haberla obligado a aventarse al río

La hoy occisa, padecía depresión crónica, enfermedad que pudo haberla orillado a quitarse la vida, arrojándose al “Río Hudson”, sin embargo las autoridades norteamericanas, aún realizan las investigaciones correspondientes para confirmar esta versión o si hubo otro hecho.

Ya con varios años de este padecimiento, la hoy difunta se refugió en algunos grupos religiosos, donde daba pláticas, pero fue el pasado 13 de enero del presente año, cuando salió a predicar por la avenida 96 de la zona de Harlem, donde se le vio por última vez.

Sin embargo tres meses después, su cuerpo apareció flotando en el “Rio Hudson”, donde ya presentaba un buen estado de descomposición.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *