Inicio / CULTURA / Antonio de la Barrera, Firmante de la constitución de los Estados Unidos Mexicanos de 1917.

Antonio de la Barrera, Firmante de la constitución de los Estados Unidos Mexicanos de 1917.

Antonio de la Barrera,  diputado al Congreso de la Union por el 7º Distrito de Matamoros,  Puebla.

Firmante de la constitución de los Estados Unidos Mexicanos de 1917.

Es digno mencionar que dentro de la riqueza cultural que guarda nuestro México querido  y por supuesto nuestro bello estado de Puebla, nuestra Heroica Ciudad de Izúcar de  Matamoros forma parte de algunos acontecimientos que cambiaron el rumbo de la Historia Patria; así, hombres de la talla de  Morelos, Guerrero, Los Bravo, Hermenegildo Galeana y Mariano Matamoros; al igual que otros patriotas, contribuyeron  con sus ideales libertarios a la Promulgación  de la Constitución de  1824.

De la misma forma, los vientos de libertad  fueron base para que estas tierras del sur  y su gente noble y bondadosa, pero de armas tomar cuando así se requiere para luchar por la libertad,  aceptó la Constitución de 1857.

Cabe destacar que nos sentimos orgullosos  porque la ahora Heroica Ciudad de Izúcar de  Matamoros, antiguo Señorío de Itzocan, asiento de los olmecas, mayas, teotihuacanos, zapotecos, mixtecos y aztecas; fuera escenario de los cambios sociales, económicos, religiosos y políticos, durante la  Conquista primero y después en la Colonia.

¡Izúcar de  Matamoros!… Escenario de la Lucha por  la Independencia de México. Cuna del Primer Ejército Mexicano. Heredera del ilustre apellido de Mariano Matamoros, que el 29 de octubre de 1825 recibió el Título de Ciudad.

Paso importante por su envidiable geografía hacia el Centro del  País, por lo que Benito Juárez,  Ignacio Comonfort, Miguel Cástulo de Alatriste, pisaron estas tierras del sur de Puebla; y así durante la etapa de la Revolución Mexicana encontramos la lucha histórica por recobrar las tierras que por derecho y por antigüedad les pertenecía a sus legítimos dueños, defendidos por Emiliano Zapata y sus Ideales. Respaldados por hombres valientes del Estado de Puebla y de Morelos, en donde por supuesto  le acompañaban hombres y mujeres de Izúcar de  Matamoros.

Su ejemplo, su lucha,  inspiró a  que se buscara representar a un  pueblo, a una región,  a un Distrito para  defender los Derechos de los izucarenses   en  el Congreso de la Unión, por lo que  siendo DON ANTONIO DE LA BARRERA, DIPUTADO AL CONGRESO DE LA UNIÓN DEL 7º DISTRITO DE MATAMOROS, se llevó a cabo la PROMULGACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS DE 1917 , siendo UNO DE LOS FIRMANTES DE TAN TRASCEDENTAL ACTO QUE CAMBIO EL RUMBO DE LA HISTORIA DEL MÈXICO CONTEMPORANEO. Por lo que a continuación presentamos estos datos biográficos extraídos del libro: HISTORIA DEL CONGRESO CONSTITUYENTE 1916-1917, DEL PROFESOR JESÙS ROMERO FLORES.

DON ANTONIO DE LA BARRERA nació en la ciudad de Hermosillo, Sonora, el 13  de junio de 1884. Cuando contaba aún con muy pocos años  sus padres vinieron a radicar a la ciudad de México y fue aquí donde cursó sus estudios.

En plena juventud al estallar la revolución maderista, se dio de alta  en las fuerza que estaban al mando del General de Brigada Doctor Rafael Cepeda, en el distrito de Arteaga, Estado de Coahuila, con la categoría de soldado, obteniendo el gado de Cabo en el Cuerpo de Carabineros de San Luis Potosí, que se formó a la entrada a la capital de dicho estado en el año de  1911 y que mandaba el  Coronel José Antonio Azcárate, en el año de 1913,  al darse el cuartelazo  por  Huerta, fue reducido a prisión  en la Penitenciaría de San Luis Potosí, al fugarse del penal en unión de otros revolucionarios  se incorporó a las fuerzas del General Lucio Blanco en  Matamoros, Tamaulipas, donde fue designado para luchar  contra la usurpación en la brigada “Saucedo”, habiendo concurrido a todos los hechos de armas que la brigada tenía encomendada, entre ellas la  Campaña del Ébano. Ya con el grado de Mayor, como Jefe del Estado  Mayor de las fuerzas del General Saucedo, asistió con la representación de éste, a la Convención Militar de Aguascalientes, posteriormente en la ciudad de León, Guanajuato, ascendió por  méritos propios  al grado de Teniente Coronel a fines de 1914.

En 1915 el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista encargado del Poder Ejecutivo  de la Nación, en el edificio de Faros del Heroico Puerto de Veracruz, le ordenó pasar a prestar sus servicios en la 5ª División de Oriente, a las órdenes del C. General Fernando Dávila, donde combatió en los Estados de Puebla y Morelos, habiendo sido ascendido en 1916 al grado de  Coronel de Caballería. En virtud de haber resultado,   diputado al Congreso Constituyente, entregó  la jefatura de Estado Mayor de las fuerzas del General Dávila  al Teniente Coronel Froylán  Canales.

Ya en la ciudad de Querétaro participó en la discusión de diversos artículos de  nuestra Carta Magna y fue uno de los firmantes de la misma, representando el 7° distrito de Puebla, por Izúcar de Matamoros, posteriormente fue Diputado al Congreso de la Unión en la XXVII Legislatura.

En 1919 solicitó y obtuvo licencia ilimitada para separarse del Ejército Nacional, pero siempre sirviendo al Gobierno de la Revolución con la misma lealtad y honestidad con la que sirvió en la lucha armada, pues los puestos que ocupó en la  Secretaría de Hacienda y Crédito Público de Administrador principal del timbre de la ciudad de Monterrey, Administrador de Aduanas de Tijuana, Baja California y Acapulco, Guerrero, así como varias jefaturas de Oficinas Federales  de Hacienda en diversas entidades del país significaron para él motivo de preocupación de manejar y hacer que se manejara la función pública con un verdadero sentido de servir a la Patria , ya que al igual que sus compañeros Constituyentes, jamás vio en los puestos políticos que desempeñó,  motivo de lucro.

En compañía de los Diputados Constituyentes, Ing. Juan de Dios Bojórquez, Antonio Gutiérrez, Bruno Moreno, Amadeo Betancourt, Jesús López Lira y Manuel Cepeda Medrano, fue uno de los fundadores de la Asociación de  Diputados Constituyentes, por los años treintas,  ya que alquilaron un despacho en las calles de Donceles y con tesonero trabajo se dieron a la tarea de  reunir a sus compañeros para que se formara la asociación.

Falleció el 13 de febrero de 1959 y fue sepultado en el Panteón Español de la Ciudad de México.

Así también podemos mencionar que en el Congreso del Estado de Puebla, tuvimos como digno representante   a Don Agustín Verdín como Diputado al 6º Distrito de Matamoros en la Legislatura de  1917.

¡Honor y Gloria a los hombres que  con sus actos y con su pensamiento siguen presentes en las Leyes que nos rigen, y en especial Nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 en el Centenario de su Promulgación  y que mejor que  agradecer la información proporcionada a mi estimado paisano y conocedor de nuestra Constitución, mi amigo Emilio Velasco Gamboa, para quien envío un fraternal abrazo!

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *