Inicio / REGIONAL / Por “moches” y por gritarle a Madero, cesan a Sergio Guzmán

Por “moches” y por gritarle a Madero, cesan a Sergio Guzmán

El extrabajador del DIF, hizo su debut y despedida en Comunicación Social

También, armó otro escándalo en el ayuntamiento y estuvo a punto de ser golpeado por Otoniel Larios, diseñador gráfico de la comuna de Izúcar.

IZÚCAR DE MATAMOROS, Pue.- El polémico Sergio Guzmán Méndez, fue cesado del ayuntamiento luego de que se le descubriera que les pedía “moche” a dueños de pasquines y algunos medios de comunicación serios, por lo cual  fue requerido por  Manuel Madero para que diera una explicación, pero el insolente “muchachito” no aguantó el regaño y le gritó al ciudadano presidente, faltándole el respeto a la embestidura del edil izucarense, por lo que fue cesado de inmediato.

También, trascendió que Sergio Guzmán se peleó con varios directores del ayuntamiento y donde de plano lo iban  agarrar a golpes, fue en el departamento de Diseño Gráfico, donde Otoniel Larios casi le arrima un guamazo.

Otra versión que se sumó a este despedido, fue que el seudo funcionario municipal se molestó porque el edil Manuel Madero, le retiró la concesión del kiosco a un familiar de Sergio Guzmán, donde vendía hasta tacos en el corazón del zócalo y ahí  daba mala imagen ya que tenía su tanque de gas, parrilla, un comal gigante y su tronco.

Y es que este sujeto, nunca tuvo el perfil para llegar al área de Comunicación Social, por lo que solo duró algunos meses en lo que fue “su debut y despedida”.

sergio-guzman
Sergio Guzmán Méndez.

Entrevistados algunos funcionarios del DIF, manifestaron que en ese organismo donde duró más de dos años, definitivamente ya no lo aguantaban, ya que le gritaba a sus subordinados y también a la gente que requería algún servicio; debido a su prepotencia y altanería, confió una persona de intendencia que prefirió no se publicara su nombre.

Ante tantas quejas y problemas que daba en el DIF municipal, la  señora Carmela Lezama, decidió que tal vez su verdadera fortaleza era mandarlo a la coordinación de Comunicación Social, ya que el susodicho había sido locutor e hizo sus pininos en un polémico programa de radio del cual se agarró para colarse dos años y unos meses al ayuntamiento que hoy preside Madero González, hasta  que le exigieron su renuncia.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *