Inicio / OPINION / De Pe a Pa / La pandilla del INE

La pandilla del INE

AMN.- En vísperas de las elecciones federales del pasado 7 de junio, aquí le hablé de un vulgar árbitro electoral de México, que no garantizaba la imparcialidad ni el escrupuloso respeto a la voluntad popular de los mexicanos.

Todo México se quedó perplejo cuando el carretonero presidente del Instituto Nacional Electoral -INE-, Lorenzo Córdova, ultrajó la dignidad del indigenismo mexicano, mofándose en una conversación telefónica, que más tarde el espionaje gubernamental se encargaría de difundir.

¿Ya recordó a ese vulgar árbitro electoral hablando pestes de nuestros indígenas?

El espionaje pintó a Córdova, como un politicastro corriente y de callejón, con un lenguaje lisiado, corto y una ignorancia monumental.

La pandilla completa del INE, es decir, los 10 consejeros que lo conforman, lo arroparon en lugar de haberlo mandado a chiflar a su mauser.

Increíble, pero cierto.

Hoy esa pandilla de delincuentes electorales han vuelto a ultrajar la dignidad del indigenismo mexicano, sospechosamente negociando el voto de los valerosos zacapoaxtlas, que durante la Batalla del 5 de mayo de 1862 fueron pieza clave en el triunfo de las armas mexicanas sobre el ejército francés, en ese momento, el mejor del mundo.

ineEsa pandilla de la delincuencia organizada del INE, se pasó por los bolsillos la resolución del Tribunal Federal Electoral -Trife- dándole el triunfo al panista Hugo Alejo Domínguez y no al priista Óscar Aguilar González, quien ante el Trife presentó los pelos de la burra y también a la burra  de que el arrogante panista rebasó los topes de campaña de un millón 260 mil pesos, gastándose casi 200 millones, además de que la elección fue manoseada por misteriosos personajes que no habían sido nombrados por la autoridad electoral, entre muchas otras marranadas.

La semana pasada detonamos aquí ese vergonzoso caso de inmoralidad política que protagoniza la pandilla del INE, o mejor dicho, la pandilla de delincuentes que lo conforman y que tienen los sueldos más groseros y ultrajantes de México.

La gente de los cuatro puntos cardinales del país se pregunta ¿cómo es posible que ocurran cosas tan podridas en México?, como el que en este momento tengamos una LXIII Legislatura Federal espuria, porque uno de sus miembros no debió haber rendido protesta, pues el Trife juzgó que la queja del priista Óscar Aguilar estaba correctamente fundamentada y ordenó se procediese a la nulidad de la elección. Pero hubo desacato.

Sí, a la pandilla de delincuentes electorales que encabeza Lorenzo Córdova les llueven mentadas a diestra y siniestra.

Si Óscar Aguilar se lo propone, esa pandilla de delincuentes podría ir a la cárcel, previo juicio político.

¿Quién debe corregir semejante marranada política?

El Trife debe emitir una nueva resolución que incluya todos los antecedentes de jurisprudencia que hay en México y hacer que la Cámara de diputados convoque a elecciones extraordinarias en el 4° Distrito de Zacapoaxtla, Puebla, vigilándole con lupa las manos a otro delincuente panista que cobra como gobernador del estado poblano, Rafael Moreno Valle, amante de las elecciones de Estado.

Comentarios en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *